LOS TRIBUNALES PROVINCIALES SIGUEN RATIFICANDO LAS SENTENCIAS DECLARATIVAS DE NULIDAD DE LAS ADQUISICIONES DE ACCIONES DEL POPULAR

LOS TRIBUNALES PROVINCIALES SIGUEN RATIFICANDO LAS SENTENCIAS DECLARATIVAS DE NULIDAD DE LAS ADQUISICIONES DE ACCIONES DEL POPULAR

Es vox populi que desde que el Banco Popular perdiera más de 137 millones de euros en el primer trimestre del 2017 y más de 1.000 millones de euros de capitalizaciones en el mes de junio del mismo año, se han sucedido numerosas reclamaciones frente a la entidad, capitaneadas por agrupaciones de defensa de los intereses de consumidores de banca y pequeños inversores.

Nuestros juzgados de primera instancia vienen resolviendo desde 2018, de forma prácticamente unánime, a favor de los demandantes y en contra de los intereses de la entidad financiera, hoy Banco Santander (entidad que adquirió en junio de 2017 el Banco Popular, por un euro).

A día de hoy, los consumidores y pequeños inversionistas siguen viendo respaldadas sus pretensiones por las Audiencias Provinciales, la última la de Madrid, con su sentencia de 10 de junio de 2019, dictada por la Sección 20ª. Otras como las de Vizcaya, Álava, Barcelona o Cantabria, ya se habían pronunciado antes con idéntico resultado.

En su fundamentación jurídica, las sentencias de las distintas Audiencias Provinciales declaran aplicable al caso las Sentencias del Tribunal Supremo de 3 de febrero de 2016, que resolvía a favor de miles de accionistas de la entidad Bankia que litigaron frente a la entidad. Sin duda, existen motivos de celebración para los accionistas del Banco Popular.

Cabe destacar, por último, que no sólo podrán entablarse acciones para anular las adquisiciones de acciones derivadas de la ampliación de capital de 26 de mayo de 2016 realizada por Banco Popular, sino que existen argumentos sólidos para reclamar por las compras de acciones realizadas entre el 5 de diciembre de 2012 (1ª ampliación de capital) y el 26 de mayo de 2016 (2ª ampliación de capital) así como todas las posteriores, hasta que fue pública la insolvencia de la entidad financiera.

De igual forma, se iniciar acciones por la adquisición de otros productos tales como bonos, preferentes o deuda subordinada, entre las fechas indicadas.

No obstante, cabe recordar que los inversores que en su día se acogieron a la oferta comercial de compensación ofrecida por el Banco Santander, al tiempo de adquirir el Popular, renunciaron a entablar cualquier acción frente a la entidad por lo que, por el momento y salvo criterio distinto, no podrán incoar ningún procedimiento que tenga por objeto las cuestiones planteadas.

Desde FERNANDEZ & ELEJALDE quedamos a vuestra entera disposición para ofrecer la asistencia jurídica necesaria para acometer las distintas posibles vías de reclamación.